Esas películas que marcaron mi infancia (y II)

Y, como no podía ser de otra manera, aquí viene la segunda parte de esas películas únicas que me marcaron cuando era más pequeño. El cine y la televisión de los 80 y 90 es parte de mi vida y se merecen estas entradas para el recuerdo. ¡Vamos a ver un buen puñado de reliquias que merecen la pena!

La princesa prometida (1987)

Cartel de La princesa prometida.

¡Obra maestra indiscutible! Personajes carismáticos, frases para el recuerdo, banda sonora con Mark Knopfler y Willy DeVile, y ritmo que no decae. Toda una maravilla que adapta la novela homónima de William Goldman con gran pasión.

Si no conoces la célebre frase de Iñigo Montoya, ¿a qué estás esperando?

Cuenta conmigo (1986)

Cartel de Cuenta conmigo.

Tuve una época en mi vida de chaval que me leía las obras de Stephen King devorándolas como si no hubiera un mañana. Por supuesto, acabé leyéndome Las cuatro estaciones, compendio donde encontré el relato El cuerpo, base de esta película.

El camino que recorrerán estos amigos para ver un cadáver nos mostrará el verdadero valor de la amistad y nos hará plantearnos muchas cosas.

Destacar el elenco de actores adolescentes talentosos de esta película, ya que no se repetirá una cosa igual en mucho tiempo. ¡Hay que ver esta obra del cine sí o sí!

¿Quién engañó a Roger Rabbit? (1988)

Cartel de ¿Quién engañó a Roger Rabbit?

Una de mis películas favoritos de todos los tiempos y por muchos motivos. Me encanta su sentido del humor, los efectos especiales alucinantes, la soberbia integración de personas con dibujos animados, el carisma de los personajes, etc.

La muerte repentina del dueño de los estudios y una falsa acusación de asesinato harán temblar el mundo de los seres animados. Valiant y Roger tendrán que demostrar que se intereses hay en ello y hallar el testamento del señor Acme. ¡Una aventura única que te dejará alucinado!

Por cierto, pensabas que me iba a olvidar de nombrar a una exuberante Jessica Rabbit, ¿eh?

Nota

Poco a poco iré añadiendo nuevas películas en próximas entradas. Como me encanta esta sección, voy a irla dosificando e intercalándola con los temas habituales del blog. ¡Saludos!

Esas películas que marcaron mi infancia (y I)

El cine, como cualquier otra expresión artística, varía con el tiempo, siendo las obras de una determinada época claves para entender ese periódico histórico. Como no podía ser de otro modo, el cine de los años 80 y 90 marcó a toda una generación como la mía (soy de 1976, amigos). Voy a aprovechar esta entrada para recordar esos títulos que siempre me acompañan y que veo de nuevo una y otra vez. Por cierto, no destacaré películas típicas como ciertas sagas galácticas o señores con látigo.

Seguir leyendo

No todos somos coleccionistas

Me encantan los videojuegos, para qué negarlo. Todos los que me conocen saben que es un mundo que me apasiona y del que siempre tengo ganas de seguir aprendiendo. Me gusta hacerme con los juegos que más me gustan, con algunas figuras que me llaman la atención, vestirme con camisetas molonas y leer revistas o publicaciones relacionadas con la industria. A pesar de poseer varios sistemas y un buen puñado de juegos, no soy coleccionista de videojuegos y tampoco lo quiero ser.

Seguir leyendo

Portada de Super Nintendo de Illusion o Time.

Recordando tardes: Illusion of Time

Mira que yo nunca he sido de juegos de rol y menos de los de estilo japonés. Sin embargo, Illusion of Time fue todo un descubrimiento que me acompañó durante muchas tardes. Es cierto que no es un juego de rol japonés al uso y quizá por eso acabara gustándome tanto. Sin duda, uno de esos títulos de Super Nintendo que más disfrute y, además, siempre en buena compañía.

Seguir leyendo

Nintendo Entertainment System

Cómo ha ido cambiando mi relación con los videojuegos

El tiempo pasa para todo el mundo y para mí… también. Desde bien pequeño el mundo de los videojuegos ha formado parte de mi vida, siendo las primeras máquinas que tuve en mis manos aquellos limitados cachivaches de pantalla LCD que acabaron popularizando compañías como Nintendo o Tiger Electronics. El ocio electrónico ha sido siempre algo de lo que he podido disfrutar y que he visto cómo ha cambiado a lo largo de los años. Y yo he cambiado tanto como lo ha hecho esta industria del entretenimiento.

Seguir leyendo

Parchís con dado transparente.

La habitación del vicio

A diferencia de otros muchos usuarios de Internet, yo no conservo fotos de la habitación donde solía jugar con mi ordenador. A pesar de ser una habitación que cambió mucho a lo largo del tiempo, no creo que se sacaran demasiadas fotos en su interior. Hoy en día está más o menos igual que hace diez años, pero está lejos de parecerse a lo que fue en los días durante los que mi hermano y yo, en ocasiones acompañados de amigos, jugábamos allí. Así que en esta entrada, hablaré de los tres momentos claves de esa habitación tan especial.

Seguir leyendo

Super Nintendo PAL con Street Fighter II.

Cómo llegué hasta la Super Nintendo y los títulos que jugué

Como muchos de vosotros ya sabréis, especialmente aquellos que llevan aquí desde el principio, yo no tuve muchos sistemas de los más conocidos en su día. Mientras que en mi casa siempre hubo un PC (y una máquina que era un clon del Pong), mis amiguetes tenían otros sistemas. Por suerte, pude conocer muchos de esos sistemas en su momento y hoy me apetece hablar de uno en particular: El cerebro de la bestia.

Seguir leyendo

Nintendo Game Boy

Cinco títulos de Game Boy que me marcaron

La pequeña portátil de Nintendo, siendo la menos potente a nivel técnico en el momento de su lanzamiento, acabó convirtiéndose en toda una revolución. Se vendía como churros y la cantidad de títulos que acabaron siendo desarrollados para la misma es abrumadora. Por supuesto, en su día era imposible probarlos todos, por lo que una parte muy pequeña de su catálogo pasaron por mis manos. De esa buena cantidad de títulos, querría señalar en esta entrada aquellos cinco que más me marcaron. ¿Echamos un vistazo a la lista?

Seguir leyendo