Recordando tardes: The Lost Vikings

Antes de que Blizzard se llamara de ese modo y se hiciera famosa internacionalmente, la compañía tuvo el curioso nombre de Silicon & Synapse. Bajo el ala de Interplay presentaron en 1992 para SNES un juego de puzles con tres vikingos como personajes principales. Por supuesto, estoy hablando del adictivo The Lost Vikings, que acabaría apareciendo para multitud de plataformas como MS-DOS, Amiga o Mega Drive entre otras.

Seguir leyendo

Lugares donde jugaba a recreativas (III): Bar Santi

El pueblo donde me crié tenía únicamente un par de salas de juego y ya les he dedicado sendas entradas en este blog, por lo que a partir de ahora me centraré en los bares del pueblo y en esos lugares que conocí en vacaciones familiares.

Para empezar, me centraré en un bar que aún existe y que se llama Santi. Mucho ha cambiado desde entonces (ahora hasta tiene terraza en la calle) pero sigue siendo, en esencia, un bar pequeño de pueblo junto a la carretera de camino hacia la que allí era mi casa.

Seguir leyendo

Cuando jugar era soñar

Hubo un tiempo donde los videojuegos no eran más que unos cuadrados y rectángulos blancos y silenciosos que se movían por la pantalla de un lado para otro. El jugador se limitaba a moverlos imaginándose el resto. Poco a poco las máquinas se fueron haciendo más potentes, y los juegos más complejos debido a ello, perdiéndose algo por el camino: la necesidad por parte del jugador de aportar algo a ese universo virtual tan tremendamente limitado.

Seguir leyendo

Descubriendo juegos: Zybex

En 1989 la compañía Zeppelin Games publicó Zybex, un título de serie económica programado por Gareth J. Briggs y con gráficos y diseño de Michel Owens y Kevin Franklin. En España aparecería gracias a Serma Software por un precio recomendado de 675 pesetas. El título acabaría saliendo para los siguientes sistemas: Atari 8-bit, Commodore 64 y ZX Spectrum, siendo esta última la que comentaré aquí.

Seguir leyendo

Recordando tardes: Prince of Persia

Un atrevido Jordan Mechner grababa a su hermano para crear los movimientos del personaje de su próximo juego, aprovechándose de una técnica (la rotoscopia) que años más tarde llevaría al límite con su The Last Express. Pero no vayamos tan lejos y quedemos en 1989, año en el que presentaría para Apple II un videojuego con un príncipe muy en forma. Prince of Persia sería un antes y un después en los juegos de plataformas.

Seguir leyendo

Lugares donde jugaba a recreativas (II): Sala de juegos de Enrique

Vamos con una nueva estrada de esta serie de artículos sobre esos lugares donde podíamos gastarnos la paga para echar unas partidas. Hoy me dispongo a entrar en la sala de juegos que más tarde apareció en el pueblo donde vivía y que abrió un vecino de mi barrio. La sala de juegos de Enrique llegó pisando fuerte y brilló durante el tiempo que estuvo abierta. Se convirtió en el lugar más visitado por mi cuadrilla de entonces y donde pudimos disfrutar de increíbles clásicos.

Seguir leyendo

Lugares donde jugaba a recreativas (I): Juguetes Puri

Yo crecí en un pueblo de Vizcaya de cerca de 8.000 habitantes. Ese pueblo ha cambiado mucho: gente nueva, gente que se ha ido, edificios construidos, edificios derribados, locales nuevos, locales desaparecidos… vamos, lo que ocurre en todas partes. Por desgracia, todos los lugares que aparecerán en esta serie de artículos ya no existen. Son esas salas de juegos y bares que hacían desaparecer las monedas de 25 pesetas de mi bolsillo a cambio de diversión a base de píxeles. Y el primero que va a aparecer era conocido como la tiendas de juguetes de Puri.

Seguir leyendo

Algunos sistemas que pude jugar y cómo llegué hasta ellos

cosas.jpg

Máquinas que pude jugar de lo más variadas.

Recuerdos. Sí, no nos vamos a engañar, nos encanta echar la vista atrás, que la nostalgia nos abrace y proporcione agradable calor a nuestros corazones de jugones. No hay nada más placentero que estar un rato con tus amigos o familiares recordando aquellas tardes cuando os reuníais para jugar delante de un monitor o televisión. Por eso voy a compartir con vosotros los sistemas que tuve la suerte de encontrarme hace ya tantos años.

Seguir leyendo